Suzuki Burgman 200. Prueba en ciudad y carretera

La Burgman 200 es la scooter ideal para el uso urbano o zonas suburbanas para todas aquellas personas que están buscando un vehículo de dos ruedas cómodo y sobre todo práctico con una gran capacidad de almacenamiento.

La característica principal que diferencia a la moto Burgman 200 respecto a todas las demás de su familia es su increíble capacidad de adaptación a la ciudad, así como su comodidad y agilidad.

 

Suzuki Burgman 200. Prueba en ciudad y carretera

Con una velocidad máxima de aproximadamente 120 km/h y con poca diferencia respecto a la Burgman 400, convierte a este modelo en una opción perfecta para conducir por ciudad con una fantástica relación calidad-precio, para todos aquellos que busquen un transporte para el día a día.

La agilidad y comodidad que aporta la Burgman 200 la convierte en una moto agradable y fácil para quien tiene que utilizarla el 90% del tiempo en la gran ciudad y la periferia moviéndose entre el tráfico y espacios reducidos. La facilidad de manejo de la Burgman 200 es una cualidad que cualquiera que la pruebe podrá corroborar.

Suzuki Burgman 200. Prueba en ciudad y carretera

Con una gran capacidad de almacenaje permite transportar cualquier tipo de carga propia del día a día de una manera cómoda gracias al amplio espacio del que dispone.

Podemos encontrar zonas de almacenaje en diferentes partes de la moto; los dos compartimentos delanteros ofrecen una capacidad de 7 litros. Uno de ellos cuenta con cierre a llave, mientras que el otro se abre por presión para un acceso fácil y rápido. El compartimento inferior incorpora una toma de corriente de 12 V* para cargar dispositivos electrónicos. 

Un gran baúl de 41 litros de capacidad permite guardar dos cascos integrales en su interior, e incluye una luz de cortesía para facilitar el uso en lugares oscuro.

Suzuki Burgman 200. Prueba en ciudad y carretera

 

Esta prueba ha sido realizada por Le Repaire  Des Motards y puedes leer todo el post sobre la prueba aquí. (Francés)

Fotografías y textos: David Morcrette

Si te ha gustado este artículo te pido que me ayudes a difundirlo pinchando el botón +1 de Google o compartiéndolo en las redes sociales 😉


Quizás te puede interesar también: