Un día en Burgman: la experiencia de Alberto Arrondo

Un dia en Burgman - La experiencia de Alberto

¿Cómo es la experiencia de prueba de la Suzuki Burgman 125 de alguien que nunca la ha probado?

Hoy entrevistamos a Alberto Arrondo, autónomo, que probó durante 1 día entero la nueva Suzuki Burgman 125. Esta es su historia.

 

1. ¿Qué experiencias habías tenido antes con una moto?

A: Hace muchos años, cuando era joven, probé una moto pequeña de esas de pedales. No corría nada y parecía de juguete.

Desde entonces nunca he vuelto a probar una moto ni me había planteado andar con una.

 

2. ¿Qué te llamó la atención cuando viste la Burgman?

A: Me pareció una moto muy bonita, elegante. Nunca pensé que una moto con esta dimensiones se pudiese conducir con carne de coche.

Quizás te interesa: Un día en Burgman: la experiencia de Carolina Calvo

Cuando abrí el baúl del asiento y vi el amplio maletero me sorprendió porque yo pensaba que ahí estaba el motor de la moto. Me pareció que estaba muy bien aprovechado el espacio.

 

3. ¿Cómo fue tu experiencia con la Burgman?

A: Una gozada. Al principio andaba con dudas a la hora de parar y arrancar en los semáforos, pero le cogí el truco enseguida y luego aceleraba a fondo en las salidas 😉

Me sorprendió lo fácil que es de manejar al no tener marchas, tan sólo acelerar y frenar. Además, me gustó la agilidad que tiene y la potencia para circular por ciudad. Cuando terminó el tiempo de la prueba no quería dejarla en el concesionario.

 

4. ¿Cómo te ayudaría tener una Burgman en el día a día?

A: Sería muy práctico. Yo me muevo mucho por la ciudad a diario y me parece muy cómodo para aparcar cerca de donde tienes que ir sin preocuparte por el ticket de la O.R.A. Ya he tenido varias multas por este tema con el coche.

También me gusta la capacidad de este modelo porque podría aprovechar para hacer compras y guardarlas en el maletero.

 

5. ¿Te comprarías esta moto y la recomendarías a un amigo?

A: Acabo de descubrir este tipo de motos y la Burgman me parece una elección muy inteligente porque es una moto muy completa. Ya tengo la idea en la cabeza y es muy probable que al final la acabe comprando tarde o temprano.

A mis amigos ya les he contado mi experiencia y les dije que si me hubiesen dejado me la habría llevado a casa.

 

Si te ha gustado este artículo te pido que me ayudes a difundirlo pinchando el botón +1 de Google o compartiéndolo en las redes sociales 😉


Quizás te puede interesar también: